Armando Saavedra

“BAJO LA LUPA”

Columnistas

Por Armando Saavedra

Octubre 11 de 2017. De verdad es incomprensible que por falta de capacidad y de entendimiento, la administración municipal que encabeza el presidente municipal PONCHO MARTÍNEZ, haya decidido ejecutar las obras de ¡sustitución! del puente dañado que se ubica en el cruce de la Avenida Solidaridad y la calle de Vicente Santa María, aunque haya estudios técnicos que señalan que no hay necesidad de demolerlo, sino solo repararlo.

En efecto, conocido en el bajo mundo del hampa política como “El Pato Lucas” JOSÉ ANTONIO PLAZA URBINA quien funge como secretario de efectividad e innovación gubernamental del ayuntamiento de Morelia, dijo a los medios de comunicación que las autoridades municipales con la autorización del cabildo, destinaron 850 mil pesos para la realización de los estudios técnicos, también destinaron la cantidad de 500 mil pesos para los trabajos de demolición del citado puente y 3 millones de pesos para construir un “Puente Peatonal” a 120 metros del lugar.

“El Pato Lucas” dijo que los recursos económicos citado ya los tiene el municipio y cuenta con la autorización del cabildo, de manera que hasta que ya se haya construido el “Puente Peatonal” con un costo de 3 millones de pesos, se procederá a demoler el puente dañado, lo que sucedería a finales de este año o a principios del 2018, mientras la autoridad municipal estaría en condiciones de programar los recursos necesarios para la construcción de un nuevo puente vehicular en ese lugar.

4.5 MILLONES CUESTA SU REPARACIÓN

Con un poco de sentido común cuesta mucho trabajo entender al edil moreliano PONCHO MARTÍNEZ, pues existiendo dictámenes periciales emitidos por expertos en el tema, que señalan que no hay necesidad de demoler el actual puente, sino que es posible repararlo con tan solo una inversión de 4.5 millones de pesos, el munícipe y su equipo de gobierno, decidan mejor demolerlo y solo para esos menesteres, se gasten la cantidad de 4 millones 350 mil pesos –casi lo que cuesta repararlo- circunstancia que no tiene lógica.

A menos claro, que la reparación del puente no signifique alguna ganancia para el bolsillo del edil y sus compinches, lo que, si sucederá con la demolición del puente, los “estudios técnicos”, la construcción de un puente peatonal y la posterior construcción de un nuevo puente vehicular que como ya lo adelantó MARTÍNEZ ALCÁZAR, pudiera costar hasta 40 millones de pesos.

CABILDO SUMISO

En este asunto del puente vehicular citado, sí es incomprensible el que la autoridad gaste de manera innecesaria tanto dinero en “estudios” y un puente peatonal, así como la construcción de un nuevo puente vehicular, más incomprensible resulta la actitud ¡cómplice! De los regidores que integran el cabildo municipal, pues varios de ellos, de los llamados de “oposición”, saben bien que no es necesario demoler el puente y, aun así, participaron en la aprobación de recursos destinados a la demolición del puente y obras conexas. Qué pena.