Arturo bravo
Por: Arturo Bravo
Julio 31 de 2017. Si no se toma en serio el preocupante actuar del edil de Maravatío, el perredista José Luis Abad Bautista, que apoyado por una mayoría de regidores maiceados o temerosos de los “arranques pasionales de Abad” se dio el lujo de solicitar el apoyo de la policía municipal, para desalojar al “desobediente regidor de extracción perredista Pablo Cruz Andrade” por no dejar de estar grabando las oscuras sesiones de Cabildo con su celular. Pues entonces que no se vayan a quejar quienes no advierten desde el Congreso, que si logran a nivel nacional, quitarse el fuero pensando que con ello, se acabó “la impunidad”.
Lo único que van a lograr es un absolutismo del Poder Ejecutivo, verdaderamente peligroso y prepotente, lo que pasa es que en estos días, lo que estamos presenciando desde el Salinato, es a un conglomerado de diputados decididos a mantener una relación de complicidad con quien gobierna. Convencidos por los resultados que de esa forma se logran mejores avances y sin duda exitosas negociaciones presupuestales para ambos Poderes.
Pero imaginémonos por un momento, que en el 2018 el Congreso de la Unión es mayoritariamente de oposición a los intereses del nuevo Presidente de la República, sobre todo si se tratara de un panista-perredista o un priísta. Si el fuero ya no existiera para los diputados, se daría un terrible escenario de represión en el que de acuerdo a la Ley de Seguridad Interna, las fuerzas armadas de acuerdo a la gravedad del caso, pueden irrumpir en el Congreso y tomar el control de la situación.
Si hoy existiendo el fuero, un regidor sufre en carne propia lo que es ser gobernado por un gorila con piel de izquierdista, que se da el lujo de imponer en el pueblo su ley con el garrote. Estamos hablando de gobernantes municipales del PRD que han llegado ahí por turbias negociaciones y complicidades peligrosas para sus gobernados.
Otro caso que pone en tela de juicio todos aquellos discursos en pro de la defensa del género femenino, es el de la joven ex azafata de interjet Karen Isabel Rodríguez Otero, quien desesperada ante la ya muy conocida ausencia de justicia en México, se decide a narrar lo que para ella es una verdadera calamidad. A través de las redes sociales miles de personas conocimos el caso de acoso, amenazas y violencia que a manos de un piloto, tuvo que enfrentar Karen, quien reconoce que su silencio de 30 días tuvo ese motivo por el que miles de mujeres siguen callando o de plano terminan negociando…miedo
No fue el caso de la azafata Karen Isabel, que hoy es prácticamente abandonada a su suerte, hasta el momento de estar escribiendo esta entrega, no hay una sola voz de apoyo, condena, respaldo, solidaridad ni de organizaciones ni observatorios feministas nacionales o locales, ni de la CNDH, ni siquiera de la ex azafata Alejandra Barrales, líder nacional del PRD, ni del sindicato de azafatas, ni Senadoras ni diputadas que presumen a los cuatro vientos su lucha por las que sufren acoso, desigualdad y bla bla bla, ni de la secretaría del trabajo pues la corrieron sin justificación, ni de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas. La gran mentira ha sido expuesta, las féminas siguen estando solas cuando sufren el ataque de alguien que tiene poder y complicidades.
La alerta de género es puro show mediático, simulación para engañar a los insensatos observadores internacionales que también son puro rollo y promueve el lucimiento de falsas voces de mujeres políticas que de ello sacan jugosa tajada u ganan espacios dentro de sus partidos. La desesperación de la joven Karen Isabel Rodríguez Otero, no es en balde, su vida corre peligro, en cualquier momento la asesinan y entonces sí habrá oleadas de solidaridad y condena que no se dieron antes para evitar la tragedia que se ve venir.
Lo más grave es que sí hay solidaridad, pero para hacerle terribles ofensas, amenazas, injurias y burlas en las redes sociales en contra de Karen, ya provengan estos lo mismo de mujeres que hombres, quienes ya la juzgaron y satanizaron.
DECRETAZO
1.-Acusan al líder estatal del PRD Carlos Torres Piña, de tener presunto negocios de la construcción con el edil de Maravatío, José Luis Abad, ambos fueron señalados por un afectado, quien aprovechó la gira del Gobernador Silvano, el fin de semana para solicitarle interviniera.
2.- El Gobernador siendo grabado con un celular por el solicitante en Maravatío, se comunicó con Adrián López Solís, para que revisara el tema y le diera alguna salida al conflicto.
3.- La pregunta es ¿Por qué Silvano, no le marcó al diputado local José Jaime Hinojosa Campa, para saber su opinión y abonara a destrabar el conflicto, pidiéndole al diputado se hiciera presente en ese momento?
4.- Un tema que debe ser seriamente investigado por la ASM y la Contraloría es el de esas constructoras patito que surgen en cada sexenio y que son propiedad de algún diputado, edil o funcionario que se ven beneficiados con obras que terminan dejando mal o en pésimas condiciones y que luego son la pesadilla del siguiente gobierno.