Arturo bravo
Por: Arturo Bravo
¿Por un momento imaginemos el festín que durante diez años consecutivos habrán tenido los dueños de los 38 bancos que han operado en México? De acuerdo a la reciente información que Samuel García, en su artículo “Ganancias bancarias” publicado por el Universal el 7/08/17 nos da a conocer “En la última década, entre junio de 2007 y junio de este año las ganancias bancarias más que se duplicaron al incrementarse 123% en términos nominales…”
Me resulta verdaderamente desconcertante el hecho de que la otrora banca nacional, que fue desmantelada para ser vendida a capitales nacionales y extranjeros, se colme el plato de lo que millones de mexicanos diariamente movilizan en sus muchas sucursales. No es que esté en contra de que haya legales ganancias, pero no mediante una muy puntual lista de abusos que la banca hace en perjuicio de su clientela en cobros no justificados, comisiones abusivas, hipotecas con intereses desproporcionados, créditos tramposos y un sinfín de accesos que no generan productividad, solo un cúmulo de deudores.
Pero no es todo estimado lector, “Al primer semestre de 2007, los 38 bancos que operaban en México, reportaron ganancias netas acumuladas en aquel año por 30 mil 361 millones de pesos, mientras que al terminar el primer semestre de este año, los 48 bancos en operación reportaron ganancias netas acumuladas por 67 mil 682 millones de pesos”
Es en este sexenio tan polémico y cuestionado por diversos excesos y corruptelas documentados y puntualmente denunciados, donde precisamente la banca y tan sólo ya siete mayores bancos, han encontrado el tesoro del arco iris con un crecimiento neto de sus ganancias del 100%: Bancomer, Santander, Banamex, Banorte, HSBC, Scotiabank e Inbursa.
Mientras que a miles de “asociados” en México, de la poderosa cadena transnacional Walmart se les hacía entrega de irrisorias utilidades por años de trabajo, las cuales oscilaban de 15 hasta 200 pesos.
En la banca es otra cosa diametralmente opuesta, y no me refiero a las utilidades de sus miles de empleados que seguramente no han de ser muy jugosas; sino me refiero a la de los dueños de dichas firmas. “En 2017 se podría repetir esa dulce historia para los banqueros, particularmente para los mayores bancos. Ya el crecimiento de las utilidades netas en términos anuales a junio pasado fue de 25%, al pasar de 54 mil 131 millones de pesos en junio de 2016, a 67 mil 682 millones en junio pasado. Así que es probable que por segundo año en este sexenio veamos un brinco extraordinario en las utilidades anuales de los bancos, lo que haría de este sexenio uno de los más lucrativos para la banca en la historia reciente de este país”.
Una banca tan voraz resulta un inigualable aliado para un gobierno como el de Peña Nieto, o el de cualquier, incluso lo mismo se da en los USA pero de forma más limitada y vigilada y muy estricta. Lamentablemente en naciones pobres y con un estilo de gobernar inclinado hacia la corrupción, pues este tipo de negocios verdaderamente resultan en un bello muy bello sueño hecho realidad.
DECRETAZO
1.- Nuevamente pero ahora en Guerrero, la Iglesia llama a “pactar con el crimen organizado” El obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza “pidió al gobierno de Guerrero dialogar por debajo de la mesa con la delincuencia organizada para disminuir el nivel de violencia que afecta la entidad”.
2.- Basta recordar que en el 2015 el mismo obispo Salvador Rangel, afirmaba “que estaba dispuesto a dialogar con integrantes del crimen organizado por el bien de Guerrero, pero sin concesiones ni pactos” También en la misma tesitura afirmaba “que si los delincuentes desean que la Iglesia tome el papel de mediador para que haya paz, los cuatro obispos del Estado, tienen la disposición de intervenir a favor del bienestar colectivo”.
3.- La pregunta es ¿este llamado solo debe darse en Guerrero? Nos recuerda el Padre Goyo “en todo lugar donde el pastor ve como devoran a las ovejas del pueblo de Dios y opta por el canónico silencio prudencial ese es un crimen y complicidad”.
4.- Recordando algo de lo que el Papa Francisco, advertía en su visita a Morelia, durante la homilía en el estadio Venustiano Carranza “el mayor pecado de un pastor, es la indiferencia, refugiándose en su sacristía y huyendo a la realidad que vive su pueblo”.
5.-Otra pregunta pero para el recién impuesto Obispo de Morelia Monseñor Carlos Garfias Merlos, ¿Será necesario tomar el llamado en Guerrero para Michoacán?.
6.- Definitivamente el edil independiente Alfonso Martínez, se enfrenta a décadas de complicidades que han sumido a Morelia, en lo que hoy lamentablemente es “una ciudad atrasada, con altos índices de desempleo y empleo informal, con un desordenado pero muy redituable para los inmobiliarios crecimiento urbano, con una cultura priista muy arraigada que se niega a cambiar a pesar de las denigrantes condiciones de vida, con pequeñas y poderosas células sindicales o gremiales que gozan de un gran respaldo político y mediático que les da el poder de enfrentarse y manipular a su conveniencia todo cambio en su forma de actuar, un sector empresarial igualmente negado a la competitividad y muy politizado pero para mal, una región rural muy contaminada y amañada por los partidos políticos, organizaciones vecinales demasiado viciadas, una subcultura vial que prefiere mantenerse salvaje que respetar la ley.
7.- Todo lo anterior se ha convertido en una bola de nieve inmensa que está causando estragos en la estrategia política de Alfonso, y aunado a ello los errores en la manera de socializar y difundir las acciones y decisiones de gobierno, la inmadurez y falta de experiencia en el manejo y control de crisis de sus funcionarios, la notable disparidad y diferencias dentro del gabinete socavaron el trabajo en equipo. Así llega Alfonso, a su segundo informe de actividades.
8.- “No caeré en el juego de quienes me quieren ver criticando de día y de noche al gobierno actual, simplemente levantaré la voz cuando el tema lo amerite, pero me queda claro que los desatinos y constantes errores de la actual administración estatal, me impiden estarlos señalando constantemente” Víctor Silva, Pdte. CDE del PRI.