marta elva 800x600

* EL PAÍS DE LOS ZOMBIES * REGINALDO Y LOS CENDIS, EL MISMO CUENTO DE HORROR * LOS Y LAS LLORONAS DEL PRD

Columnistas

Por Martha Elba Torres Martínez

Noviembre 05 de 2017. De veras que no dejo de espantarme ante la espeluznante perversidad con que la casta política/gobernante usa la corrupción e impunidad a sus conveniencias. El escenario es más escalofriante que cualquier película de terror que pueda verse en esta temporada de fantasmas, brujas y zombies.

Sí. Este México que parece habitado por zombis. Muertos vivientes que deambulan a ningún lado con su frenética voracidad y contagiando todo a su paso de fétida corrupción.

Y esto no es ficción. Es la realidad real de un país que sin fiscal general, sin fiscal anticorrupción y sin fiscal electoral en tiempo de elecciones, sigue andando en forma estúpida, sin conciencia y sin alma. El gran vacío dentro y a su alrededor.

Esto viene a cuento, porque a México le pasa todo y nunca pasa nada. Porque cada quien bajo su disfraz hallowenezco se pierde. Como los diputados y senadores que con tantos pendientes se tomaron la semana para pintar calavera.

Pero me centro en uno de los últimos escándalos del mundillo político, porque resulta que hasta ahora “descubren” el negocio millonario del Partido del Trabajo con los Centros de Desarrollo Infantil (Cendis) que por años ha sembrado en diversas entidades del país y con el que se han hecho ricos, no solo Alberto Anaya y su esposa María Guadalupe Rodríguez, sino en Michoacán, el eterno dirigente estatal Reginaldo Sandoval y su esposa María Auxilio Flores.

En esta entidad, el negocio de Reginaldo con los Cendis y las becas para estudiar en Cuba, fue por todos conocidos. Políticos y periodistas. Ríos de tinta corrieron sobre los oscuros convenios con recursos públicos, vía Secretaría de Educación y Sedesol, que datan del gobierno de Lázaro Cárdenas Batel, que mantuvo Leonel Godoy y que entraron en crisis con la gestión del priísta Fausto Vallejo, cuando los desconoció. Entonces, tronó el cuete.

Porque no hablamos de cualquier friolera. Millones y millones de pesos anuales para aceitar el clientelismo votante del PT en Michoacán y que nunca rebasó los 7 mil sufragios en cada elección; pero las alianzas con “la izquierda” o el que se dejara, le garantizaba el 4 por ciento de sufragios para mantenerse enchufado a las prerrogativas.

Aquí lo dantesco. En las intermedias del 2015, el partido de Alberto Anaya no alcanzó el 3 por ciento de los votos requeridos para mantener su registro. El Instituto Nacional Electoral lo canceló pero el Trife se lo regresó. ¿Por artes de quién? Diría el Peje, “la mafia del poder”. Pero ahora que Anaya Castro es su aliado, entonces es persecución política.

Y aplica para Sandoval Flores en Michoacán, el eterno dirigente estatal ahora sin registro local, operando sus Cendis al mínimo y con la espada sobre el cuello –es un decir, aclaro-, si en honor a la justicia, se extienden las investigaciones hasta esta entidad.

Los Cendis de Reginaldo eran cada rato noticia, porque cuando no era su equipo en el PT, el que le reclamaba el salario, eran las empleadas de los centros o los embaucados en algunos municipios a quienes prometía recursos para el trabajo político. Hasta los jóvenes michoacanos que mandó a Cuba a estudiar medicina. De un día a otro dejó de enviar las becas y quedaron varados. Nunca supimos, porque seguramente lo habría presumido, de algún chavo o chava que regresara con el título por el gran logro, lo que confirmaría que solo mandaba a pasear a familiares y ahijados.

En la década amarilla, Reginaldo levantó doce Cendis que atendía una población de dos mil 200 niños y niñas de preescolar y atendidos por cerca de 500 empleados. Pero tan solo de la Secretaría de Educación del estado, recibía en promedio 120 millones de pesos anuales, según reportó el colega Paco Castellanos en Proceso. En 2012 a la llegada del priísta Vallejo inició una investigación sobre el destino y uso de esos recursos, pero como siempre, nada pasó.

En 2015, Sandoval buscó la cobija del perredista Silvano Aureoles y lo registró como su candidato a gobernador. De nada le sirvió: en 2016 ya se quejaba ante la prensa que el gobernador no estaba cumpliendo los compromisos que hizo en campaña. Más claras las cosas: nunca lo recibió ni volvió a cruzar palabra con el petista.

Luego vino, en agosto de 2016, la detención de Juan Carlos Arreygue, alcalde de Álvaro Obregón bajo las siglas del Partido del Trabajo, por el homicidio y calcinamiento de una decena de hombres, entre ellos un menor y que fueron encontrados en el municipio vecino de Cuitzeo. Un episodio terrible, porque los propios policías que participaron en la masacre, señalaron al edil de haber ordenado la ejecución.

Entonces se entendió por qué Aureoles alejó a Sandoval Flores.

 

***

 

Juan Carlos Arreygue buscó ser candidato a presidente municipal por el PRD. Pero al pasar por los filtros del Cisen y la PGR se prendieron las alarmas y el primero en vetarlo fue el propio candidato a gobernador. Como donde huele a dinero ahí está Reginaldo, a pesar del velo de sospechas que envolvían al “empresario”, lo abanderó y como todos los candidatos que pone “la maña”, ganó.

Las razones por las que las investigaciones sobre el ex alcalde de Álvaro Obregón no se extendieron hasta el eterno dirigente estatal del PT ni se cruzaron con las supuestas auditorías a los recursos destinados a los Cendis, solo podemos entenderlo en este México de zombis.

Hoy las apariciones de Reginaldo Sandoval ante los medios son esporádicas. Con sus aliados, los “morenos”, nunca. Pero esta semana, Roberto Pantoja, el líder estatal del partido de López Obrador, ya vaticinó que el caso Anaya y los Cendis pueda llegar hasta Michoacán.

Así de buena es la relación entre estos dos aliados…

 

***

 

Y sí que, literal, parecen zombis deambulando sin destino, los pejecistas en el PRD. No hay rueda de prensa a la que convoquen, que no naufrague. Porque una cosa es que nos quieran ver la cara de zonzos y otra que lo seamos.

Es el cuento bobo de su lucha al interior del sol azteca “por la unidad de las izquierdas”, cuando el propio dirigente estatal de Morena ha señalado que ya es un tema rebasado del que ya ni se ocupan. “Podemos solos”, ha dicho Roberto Pantoja.

Entonces, esta semana, los michoacanos destituidos hace ocho días por la Comisión Nacional Jurisdiccional y encabezados por el colimense Carlos Sotelo –que no me quiso responder sobre la pérdida del registro del PRD en el estado donde se supone es el papas fritas- chillotearon que la sanción fue injusta porque no violan el Estatuto al promocionar al candidato de otro partido.

Del Comité Estatal, fueron sancionadas Bárbara Ramírez y Cristina Portillo; la primera, del grupo de Fidel Calderón y la segunda ya sin corriente ni representatividad. El chantaje desgasta y no es eterno. Pero están en todo su derecho de defenderse y seguir las rutas partidistas y jurídicas como lo anunciaron.

La realidad real es que ya no los quieren en el Sol Azteca y en el partido guinda no los juntan porque ya los conocen. ¡Ayyy…. una candidaturaaa…!

 

***

 

El homicidio el pasado 24 de octubre en la ciudad de Lázaro Cárdenas, del gerente de proyectos de la poderosísima ArcelotMittal, Sergio Sandoval Valencia, así hizo reteencanijar a Silvano Aureoles, que el lunes 30 regresó para jurar y perjurar tolerancia cero a los malandrosos. Y es que nada más está en juego el futuro de Michoacán y Guerrero, con la Zona Económica Especial que representa inversiones por más de 10 mil millones de dólares en los próximos 20 años.

De acuerdo a las primeras investigaciones, pudo tratarse de un robo violento de vehículo, una Toyota, y que al oponerse, lo balearon. Otro dato es que el ejecutivo trabajaba en esos momentos, en el proyecto de remodelación del parque “Jesús Romero Flores” bajo el patrocinio de la acerera.

Ese mismo jueves pasaron dos cosas para considerarse: el procurador José Martín Godoy Castro declaró que ya se tenían avances importantes para dar con el paradero de los responsables del crimen y por la tarde, ya eran trasladados a Morelia, 90 policías municipales para ser investigados. El jueves 2 de noviembre, colegas del puerto reportaron un nuevo envío de elementos a la capital del estado para enfrentar el polígrafo… (a)