ENRIQUE OCH

EL PRI NO TIENE NADA QUE VER CON LAS MENTIRAS DE ANAYA: EOR

Nacional, política

Ciudad de México a 08 de Octubre de 2017. En atención a los señalamientos de Ricardo Anaya de que el PRI es el responsable de la renuncia de Margarita Zavala al PAN y de la debacle al interior de esa organización política, el Presidente Nacional del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Reza, afirmó que el PRI no tiene nada que ver en las mentiras y traiciones de Ricardo Anaya.

 

El dirigente priista fue enfático al señalar que el PAN se encuentra en un proceso de descomposición bajo el liderazgo de Anaya, “todos los días pierde identidad, se desdibuja y ahora se divide.” Ochoa Reza destacó que “Anaya llegó a la dirigencia del PAN con un solo objetivo: convertirse en el Candidato Presidencial”. Para ello, no ha  escatimado esfuerzos para acomodar al partido de acuerdo con sus aspiraciones. Bonito desastre el de Anaya, destruir la unidad interna y trazar una ruta para imponer su propia candidatura presidencial.

 

Con relación a la salida de la ex primera Dama del PAN, el líder priista dijo: Ahora quieren culpar al PRI, cuando nosotros no tenemos nada que ver. El problema es consecuencia directa de la intolerancia y exclusión política con la que se conduce Ricardo Anaya. Comprueba un secreto a voces: Anaya es alguien malagradecido con quienes lo ayudaron en el pasado y ahora intenta culpar a Margarita de una división que es de su estricta factura y responsabilidad.

 

Enrique Ochoa Reza sentenció: A Ricardo Anaya se le está desmoronando el PAN entre las manos y esto llevará al Frente a ocupar el mismo cuarto lugar que tuvieron Anaya y el PAN en el Estado de México.

 

Ochoa Reza hizo un recuento de los burdos intentos de Anaya para culpar al PRI de sus propios desatinos y dio respuesta a cada uno de ellos:

 

  1. Fiel a su costumbre de simulación, Anaya busca desviar la atención acusando a los demás de las decisiones que él mismo ha tomado.

 

  1. El PRI no lo obligó a pagar con traición a gente que lo apoyaba.

 

III. No fue a través del PRI que se hizo inexplicablemente millonario. Ahora nos enteramos sobre los reclamos a miembros de su propio partido para no mencionar el tema de su riqueza ante la opinión pública.

 

  1. Fue Ricardo Anaya quien hizo su cochinito de 50 millones de pesos, en lugar de solidarizarse y apoyar a las víctimas de los sismos que lo perdieron todo. No atendió nuestra recomendación de hacerlo por la vía legal aceptada por el INE.

 

  1. Nadie lo obligó a perder el piso y obsesionarse con el poder, haciendo del PAN su proyecto personal.

 

Finalmente, el dirigente del PRI fue claro y directo cuando dijo: “Ya basta de culpar a los demás por las faltas propias. Ricardo, ponte los pantalones y asume tu responsabilidad. La división del PAN es consecuencia de tus actos, no es de nadie más”.