1

INVITA TIRINDARO A CONOCER SU CULTURA EN LA FIESTA PATRONAL A LA VIRGEN DEL ROSARIO

Cultura y Turismo

Morelia, Michoacán, 06 de octubre del 2017.- La fiesta tradicional en honor a la Virgen del Rosario, organizada mediante el sistema indígena de cargueros, inició este viernes en Tiríndaro y concluye el día de mañana en el Monte Calvario con música y danzas que muestran el sincretismo cultural de este pueblo con profundas raíces en la cultura purépecha.

 

 

Vasco de Quiroga fundó hospitales en el territorio purépecha con el objetivo de brindar hospedaje a Cristo en la persona de los enfermos, y ordenó que cada uno de ellos fuera “presidido por una imagen de la señora del cielo”. En el caso de Tiríndaro quedó bajo la advocación de la Virgen del Rosario, razón por la que, hasta la fecha, la fiesta en su honor es una de las más importantes de este pueblo ubicado en la región Ciénega de Zacapu.

 

 

La fiesta patronal inicia desde este viernes, pero alcanza su punto más álgido este sábado. Esta celebración revitaliza cada año a la ancestral Danza de los Pukes (Tigres), que a decir de los cargueros, tiene un origen prehispánico. Esta es una de las expresiones dancísticas más singulares de Michoacán, que vale la pena conocer en su ámbito comunitario.

 

 

Los pukes son jóvenes que portan una máscara de venado, y que en la dimensión de la fiesta tradicional cobra el simbolismo de un animal sagrado; “se danza en un marco de misticismo cristiano y reminiscencias de creencias religiosas precolombinas. Los danzantes portan un traje de tela de mascota, por su semejanza con el pelaje del animal; faja azul (porque se le baila a la Virgen María, en advocación de la Virgen del Rosario); una corona de Santa María, y en sus manos llevan un “mecate” o una mazorca. No dejan de existir fricciones y conatos de pelea entre los pukes”, puntualizan los cargueros.

 

 

Los niños y adolescentes también tienen una activa participación en la fiesta comunitaria a través de la Danza de los Monarcos, de origen colonial. En ésta, los danzantes portan traje blanco con capa azul, sonajas, un tocado y la máscara de tez blanca, propia de facciones españolas. Llevan tras de sí danzantes de entre 9 y 12 años de edad, vestidos con los colores marianos (azul y blanco).

 

 

En esta celebración se lleva a cabo también la ceremonia de transmisión de cargos; es decir, son designadas las personas que durante todo un año se encargarán de preservar la tradición, y de realizar actividades que permiten la cohesión del tejido social. Ser parte de esta fiesta patronal es adentrarse en la vida de la comunidad, conózcanla y descubran la riqueza cultural del pueblo de Tiríndaro.