marta elva 800x600

* LA MALA NOTA * SEGÚN PONCHO, CADA POLICÍA TRAE 82 MIL PESOS ENCIMA * UM: OTRO BARRIL SIN FONDOS

Columnistas

Por Martha Elba Torres Martines 

Noviembre 19 de 2017. Lo que son las cosas.

El pasado lunes 13, el gobierno de Silvano Aureoles Conejo se llevó las palmas por los esfuerzos que realiza, en conjunción con sectores de la entidad, para que Michoacán no sea más la mala nota.

Mientras el gobernador anda hasta la China promoviendo precisamente esas tareas y los nichos de oportunidades que representa para la Cuenca del Pacífico la Zona Económica Especial de Lázaro Cárdenas, medios impresos locales destacaron en sus ediciones del siguiente día, el reconocimiento al estado, por parte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) por salir bien calificado en las “Buenas Prácticas de Monitoreo y Evaluación en las entidades federativas 2017”.

El secretario de Gobierno, Adrián López Solís, al agradecer la mención, señaló que con la evaluación se ha podido construir un esquema de seguimiento “que hoy permite poner en sintonía el conjunto de programas gubernamentales, sus resultados y estrategias, a través de un conjunto de variables e indicadores.

La importancia de los datos duros porque lo que no es medible no es mejorable, dicen los que saben de esto.

Otro mérito ponderado por la prensa local, fue el de la Auditoría Superior de la Federación al aceptar que el gobierno silvanista ha cumplido en tiempo y forma con la radicación de recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal (FAI)”. En otras palabras, que no anda jineteando la lana a los ayuntamientos, como lo hicieron otros, pero es tanto el daño que los ayuntamientos siguen sin ver una.

Un tercer elogio ese mismo día. Y curiosamente de María Elena Morera, de Causa en Común, que calificó a Michoacán entre las diez entidades del país con mejor fortalecimiento institucional en materia de seguridad pública y con notable avance en contra de delitos de alto impacto como el secuestro y la extorsión.

Pero una mala nota le da traste a todo. Y peor cuando surge de la instancia que precisamente tiene a su alcance las frías cifras de los índices delictivos: el secretariado ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública. Entonces, en teoría, sería más confiable que el discurso político.

El diario abc de Michoacán en su página 2C de la edición del martes 14, publicó declaraciones de la titular del SESESP, Lilia Cipriano Ixta. Esto dijo a la reportera Alejandra Lázaro, corresponsal en Jacona:

“Cada municipio sabe la situación en la que prevalecen los (policías), lamentablemente la inseguridad nos ha rebasado a todos y no solo a los elementos, ciudadanos, funcionarios de todo tipo. Sí esta complicada la situación”.

En entrevista, le habló de la capacitación a 5 mil policías de 92 municipios, que serán estimulados con becas que todavía no les dan; de la dotación de 70 mil cartuchos a los cuerpos de seguridad de 80 municipios y que en patrullas hay un déficit. Este año no se les etiquetó recursos para su adquisición.

Pero cosa curiosa. A pesar de ser la “dama de las cifras” en materia de seguridad pública, no le aportó un solo índice. Solo alza en homicidios y violencia familiar –hay Alerta de Violencia de Género contra las mujeres-, pero también una elevación inusual en accidentes vehiculares con muertos -¿se han vuelto más bestias conductores?-.

Otro dato interesante son los 9 municipios que reciben directamente recursos del Fondo federal para el Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) para la capacitación y equipamiento de los elementos. En la liga https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/209346/CONVENIO_FORTASEG_2017-MICHOAC_N_Y_MUNICPIOS_BENEFICIARIOS.pdf se encuentra que recibieron este año:

Apatzingán, Hidalgo, La Piedad y Pátzcuaro, 10 millones de pesos cada municipio; Zitácuaro $10,139,456.00; Lázaro Cárdenas, 11,931,548.00; Uruapan $12,965,407.00; Zamora $11,425,788.00 y Morelia $63,205,558.00.

De todos, solo Morelia, con alcalde “independiente” no tiene firmado el Mano Único Policial y capacita a sus elementos en una escuela privada que se administra desde Nuevo León. Me detengo en la capital, porque es el que más recursos recibe y cuyos elementos, cada uno, traería encima 82 mil 212 pesos, entre uniforme y equipo.

De acuerdo al Subprograma: Fortalecimiento de Programas Prioritarios locales de las Instituciones de Seguridad Pública e Impartición de Justicia, en el apartado de Equipamiento de Personal Policial, (https://www.gob.mx/sesnsp/documentos/anexos-de-los-convenios-del-programa-de-fortalecimiento-para-la-seguridad-fortaseg-2017?idiom=es), el alcalde Alfonso Martínez Alcázar pagó cada kepí en 300 pesos; la camisola, mil 400 pesos; pantalón, mil 300 pesos; zapato tipo choclo, mil 100 pesos; chamarra, mil 500 pesos; fornitura, 400 pesos; por el chaleco balístico mínimo nivel III-A, 25 mil pesos la pieza; candado de mano metálico, 800 pesos; bastón retráctil con porta bastón, 812 pesos y cada arma corta, 18 mil pesos (119 piezas), más el radio con costo de 31 mil pesos (465 piezas).

Para el Subprograma: Prevención Social de Violencia y la Delincuencia con Participación Ciudadana, registró el alcalde de Morelia un proyecto especial, con pago “por servicios profesionales, científicos y técnicos integrales”, la cantidad de 9 millones 480 mil 833 pesos. Si alguien sabe cuál es, que ilustre a esta columnista.

Reportó el gasto por evaluación de control de confianza, de solo 27 “de permanencia”, por 121 mil 500 pesos, y 650 evaluaciones a “nuevo ingreso” por 2 millones 925 mil pesos. Hay que aclarar que la certificación también la realiza el estado de Nuevo León.

El rubro del gasto para “profesionalización y formación continua”, también es revelador. Pagó Martínez Alcázar, 150 mil pesos por un taller de actuación del policía en juicio oral para solo 15 elementos; 195 mil pesos del taller de investigación criminal conjunta a 63 elementos y otro por 888 mil pesos sobre la función policial y su eficacia en los primeros actos de investigación, a 296 agentes y nótese que con los recursos del Fortaseg compró seis unidades móviles “para primer respondiente”, con valor de 848 mil pesos cada una.

Queda claro que no se trata que cualquier policía tenga que vestir mal o de segunda mano, pero tampoco a nadie le consta que el alcalde moreliano cotizó los mejores precios. Todos sabemos que los contratos los asigna a sus cuates…

 

***

 

Otra vez la memoria corta. Ahora en el tema de la Universidad Michoacana, que por lo menos en la última década, no hay fin de año en que no haga crisis su enorme boquete financiero. En este 2017, de mil 100 millones de pesos.

Es el cuento de cada año de un sistema de pensiones y jubilaciones caduco y perjudicial para los contribuyentes, pero de enorme beneficio para los empleados y académicos que, como lo he escrito reiteradamente, no ponen un solo quinto a su fondo para el retiro, mientras el resto de la clase trabajadora tiene que aportar si quiere una, en su vejez, por lo menos los méndigos 2 mil 500 pesos al mes.

Y ahí esta otra vez, el gobernante en turno, gestionando ante la Federación recursos extraordinarios para volver a tapar el hoyo, que en 2018, 2019 y el siguiente, volverá a quedar vacío. Claro, si de una vez no se concreta la reforma al régimen de pensiones.

Por lo menos la postura de la Federación es determinante: si no hay reforma, no hay auxilio.

Pero ayer, el secretario de Gobierno, Adrián López Solís, dijo lo que no debía decir: que se sacarán recursos de ´donde sea´ para sacar nuevamente a la Michoacana de su crisis de cada año.

A ver. Un momento. El gobierno le debe a todo mundo. A Pensiones, al personal de Salud, a contratistas, medios, laudos laborales de añísimos, etc. Y saca del atolladero al rector Medardo Serna, pero no resuelve el problema.

Y lo que son las cosas. Los empleados y profesores nicolaitas no se diferencian en nada de los centistas, pues lo que menos les interesa son sus alumnos que están sufriendo la interrupción de clases por los paros. Pero dicen que aman a la institución y sus bondades.

Todos los involucrados en el tema, hablan de una solución de fondo. Ya saben cuál es, pero le dan largas…

 

***

 

Respondo en este espacio a un amable lector que recriminó mi apreciación respecto a la conferencia de prensa de Morena, PT y ex perredistas que abordé en la entrega anterior.

No encontré nada novedoso, porque no se a quién le pueda importar que Reginaldo Sandoval este metido en problemas por las investigaciones sobre los Cendis; tampoco, que al senador Raúl Morón lo expulsen o renuncie al PRD o que Cristina Portillo defienda sus derechos políticos para seguir en ese partido aunque se la pase promoviendo a otro.

Me imagino que nada más a ellos y a sus cuates. Pero nada aporta a la democracia ni a la honorabilidad política que si reconozco en muchos que militan en Morena, en el PAN, el PRI y otros partidos. Lo que si les vendría bien a los morenistas, es que generen narrativa en temas de relevancia para el común de los mortales.