marta elva 800x600

* MADURO NO HACE PATRIA NI DEMOCRACIA: SIGALA * LAS ESPELUZNANTES FUERZAS DETRÁS DEL PEJE * PONCHO MARTÍNEZ VE FUTURO EN EL NORTE * FAUSTO JR., DELEGADO A LA ASAMBLEA NACIONAL DEL PRI

Columnistas

marta elva 800x600

Por: Martha Elva Torres.

Julio 29 de 2017. Pasado mañana, finalmente el presidente venezolano Nicolás Maduro integrará su Asamblea Nacional, a modo. Son más de 20 mil candidatos sectoriales y territoriales –no permitió el Comité Nacional Electoral la participación de partidos políticos-, todos, funcionarios, ex magistrados y figuras públicas y ciudadanos, afines ya a lo que es, ya el madurismo.

Un tiro a la democracia de ese país, donde no hay lugar para la oposición, le pregunté al presidente de la Conferencia Permanente de Congresos Locales del país, Pascual Sigala Páez, uno de los pocos perredistas que hablan abiertamente del caso Venezuela.

Sigala expresa:

“Me preocupa mucho lo que pasa en Venezuela. Y lo digo con mucha responsabilidad: creo que el presidente Maduro ha perdido la brújula; que le engolosinó el poder y que el discurso de la democracia le ha quedado hueco.

“Porque lo que ocurrió allá es que se polarizaron las fuerzas, y Maduro no ha sido capaz de darle la cohesión a un país, que además se empobrece, poco más acelerado que nosotros, por cierto.

“Sobre la Asamblea Nacional que será depuesta, en algún momento fueron electos. Como quieras y mandes. Haiga sido como haiga sido. Pero me parece que eso es parte del autoritarismo del cual Maduro goza, de deponer un poder porque no le gusta. Con esto, no construye patria ni democracia.

“Y eso de que este domingo los venezolanos elegirán si quieren paz o guerra, me suena muy temerario que haga una expresión tan peligrosa, de esa naturaleza y magnitud”…

***

Y en eso estoy, porque también me preocupa lo que pasa en ese país. No, porque sea una chismosa y metiche, sino porque no puedo dejar de identificar similitudes entre el populismo del venezolano del que habla con los pajaritos, con el populismo del asegura tener las llaves de la salvación de los mexicanos.

Muchos dirán ¿y qué nos importa lo que pase en Venezuela? Pues sí nos debe importar porque es un tema humanitario. Mientras en 2015, la Secretaría de Gobernación recibió apenas 57 solicitudes de migración de venezolanos y en 2016 fueron 361, en el primer semestre de este año eran ya mil 420 peticiones, otorgando hasta ese mes, 674 permisos humanitarios.

Pero el ingreso ilegal a nuestro territorio supera los 33 mil, según estimaciones del Instituto Nacional de Migración y lo primero que buscan es tramitar refugio y/o la residencia temporal en espera de lo que pase en su país. Hay que considerar también que hay una cifra negra en la migración a México.

Entonces, ya no solo son los miles de haitianos varados en la frontera norte, sino el éxodo de Venezuela que buscan, aun en nuestra traqueteada nación, un lugar seguro donde vivir. Gran cosa…

***

El caso que no puedo dejar de lado, insisto, la similitud entre el populismo del madurismo y el del Peje.

Con justa razón, algún lector me cuestionaría: ¿qué puede ser peor que la partidocracia que le ha dado al traste a este país? El caso, que en mi humilde opinión, son igual de maléficos, porque en las entrañas del morenismo hay fuerzas oscuras que aún no hemos podido clarificar ni dimensionar en su magnitud.

Insisto que las promesas de López Obrador a sus aliados y simpatizantes, de “devolverles” el petróleo, de echar abajo las reformas Educativa y la Laboral, así como exorcizar a los corruptos, serán incumplibles, pero ¿qué va a pasar cuando esto suceda? ¿cómo reaccionarán todos los demonios que andan sueltos?

Una probada de lo que hay detrás del Peje, es la delegación Tlahuac que, literal, esta en manos de mafiosos, comenzando por el delegado morenista, Rigoberto Salgado, uno de los tantos financiadores de su partido y de López Obrador. Ahora ya podemos dilucidar de dónde ha salido para fondear doce años de campaña presidencial. Primero fueron los empresarios a los que benefició con los contratos de obra y luego, ya con delegaciones, las mafias como la del “Ojos”.

Tan solo en mayo pasado, vimos cómo se las gasta el tal Higinio Martínez y Delfina Gómez; tuvimos una probada con la pobre –ni tanto- recaudadora Eva Cadena. Y hoy pelamos tremendos ojotes con el “Ojos”, una fichota, financiador de Morena y de López Obrador.

A tipos como este y Rigoberto Salgado, es a lo que me refiero como las fuerzas oscuras atrás del tabasqueño. ¿Cuántos más hay? ¿en qué otras delegaciones y estados? El cártel de Tlahuac y su relación con el delegado fue descubierta desde el año pasado por todos los medios capitalinos y nadie hizo nada. Ni el Gobierno Federal ni Mancera, menos el Peje. Si tan inmaculado es, ¿por qué no se deslindó? Al contrario, lo defendió como hoy su partido lo hace de nueva cuenta. Es persecución política.

A ver, queridos lectores, seamos sinceros: ¿ustedes realmente creen que ganando el Peje la Presidencia, al llamado de ¡paren la guerra! ¡no más muertes!, los Tlahuac, golfos, zetas, sinaloas, jalisquillos, la familia que asola Guanajuato y Querétaro o los “viagras” michoacanos, depondrán las armas y se van a rendir?

El Peje cree que sí…

***

Muchos nos preguntábamos ¿por qué los partidos le han permitido tanto al alcalde independiente, Alfonso Martínez y sus secuaces, hacer y deshacer con Morelia y ninguno hace nada?

De todo hace negocio. Lo quiso hacer con las fotomultas pero se le cebó; sí lo logró con el mapping y tiene ahora en puerta la privatización de los servicios públicos como el agua potable y el alumbrado que le dejarán ganancias exorbitantes. Y nadie hace nada.

¿Para qué? me respondió uno de mis viejos amigos políticos en desuso. “Si él solito esta haciendo todo en contra suya”.

Muy cierto. Puede tener a la mayoría de medios comprados con los convenios de publicidad, pero la realidad cotidiana esta en las calles, en los mercados; en los pleitos que se avienta por igual con los empresarios, que con los comerciantes ambulantes y recolectores de basura, que en su momento le puso Fausto Vallejo para que nutrieran su campaña y ganara las elecciones en 2015.

****

Hoy, de cara al 2018, a Martínez Alcázar definitivamente ya no se le ve futuro aquí.

Ni estará con él, don “F” ni la Cocoa Calderón, que ambos traen sus propios proyectos en la capital; en el PRI –juran y perjuran- que nunca jamás postularán otro candidato tan anodino y sin chiste, como Jaime Darío Oseguera.

Entonces, cuentan que sus aspiraciones ya no están ni en Morelia ni en Michoacán, sino en Nuevo León, junto a “el Bronco”, con quien ya tiene negocios y caminan bien. Así que la única ocupación es hacer más roncha.

Por eso fija su mirada azul al norte. Donde esta el progreso y puede recomenzar su carrera política si es que el gobernador neolonés pide licencia para buscar la presidencial. Aquí ya esta hasta el gorro de Silvano y de los partidos que todo le obstaculizan y de los medios que solo apoyan con dinero.

Con sus nuevos amigos del norte, todo aquí le queda chico.

Entonces ¿para qué preocuparse de Alfonso?, reviró mi confidente…

***

También muy cierto, porque aquí, en el PRI, la lucha interna será sanguinaria.

Desde el 15 de julio, que Vallejo Figueroa presentó su asociación civil Morelia 2030 para echarle fuerzas a su trabajo político rumbo al 2018, me confirman que anda activo por ahora en los distritos 8 federal y 10 local, con reuniones con líderes de colonias.

En una encuesta para consumo interno que se realizó en mayo, don “F” efectivamente sigue estando bien ubicado, pero el desprestigio de sus hijos es absoluto y hay un rotundo rechazo a votar por el junior.

Aun así, Vallejo tiene sus cartas a jugar: Morena, el Verde, el PRI o por la vía independiente y a través de su asociación civil. La decisión de envolver a su primogénito de fuero estará, si lo avienta por mayoría –que es un mayor riesgo- o la plurinominal, que sería una señal de debilidad.

Otro riesgo es la pérdida de sus brazos operadores: Floriberto Patiño que murió y Cuauhtémoc Solchaga que esta muy enfermo. Nada más tiene a Lino Gasca que tampoco le da para mucho.

Por ejemplo, el 15 de julio en el auditorio Servando Chávez, no se vio a Gerónimo Color, ni a Rodrigo Maldonado ni a Nelly Sastré, unos de sus entrañables alumnos. Argumentarían que andaban ocupados.

Y Para que vean que Enrique Ochoa Reza es nada más baba de perico, Fausto Vallejo Mora será delegado a la Asamblea Nacional de agosto. Sí. Es el mismo, que el 3 de septiembre de 2016 en la veintiúnica visita que ha hecho a Morelia el presidente del CEN del PRI, le gritoneo que no lo reconocía como tal… (A)