marta elva 800x600

* MIKEL ARREOLA: TIRO AL PIE * MUJERES, ENTRE VIOLENCIA POLÍTICA Y PERVERSIÓN DEL PODER * PRI MICHOACÁN, EN LA ORFANDAD

Columnistas

Por Martha Elba Torres Martínez

Febrero 17 de 2018. Los PRIetos de Enrique Ochoa Reza, las pataletas de Ricardo “canalla” por el “oreja” del Cisen y el Peje calladito se ve más bonito, de esta última semana, no dejan de ser más que meras jergas del ambiente electoral. El único que sí se dio un balazo en el pie, fue Mikel Arreola, el insípido precandidato priísta a la gubernatura de la Ciudad de México.

 

Mera conjetura de por qué dijo lo que dijo, en el cierre de su precampaña el pasado domingo 11:

 

El propio Mikel, o algún zonzo de su equipo de estrategas se acordó de la máxima ´divide y vencerás´ y se le ocurrió con -perdón de la palabra-, lo más estúpido: poner en la mesa de las agendas electorales de sus adversarias, temas tan discutidos, debatidos y juzgados en la CDMX: el derecho de las mujeres a la libre maternidad así como el matrimonio y la adopción homoparental.

 

Intento frustrado que terminó dándose un tiro en la pata. Nadie le siguió el juego.

 

Pretendió contraponer las posturas del antiaborto del PAN con el proaborto del PRD y a los ultraderechistas de Encuentro Social con los izquierdosos liberales de Morena. De paso, ganarse el voto del clero político.

 

Pero más allá del eventual perverso y oscuro propósito de colocar estos temas en el debate electoral, muestra el precandidato del PRI su retrogradismo ante una sociedad tan abierta, decidida y diversa, como es la capitalina.

 

Entiendo que Mikel, como ha sido toda su gris carrera profesional, encerrada entre cuatro paredes, no conozca a las y los chilangos; que le hayan pasado de noche décadas y décadas de controversias y discusiones acaloradas para aterrizar en valores tan elementales: tolerancia y respeto al ser de cada quien.

 

Lo que se perdió por burócrata de horario fijo, ahora considera “que se debe escuchar a la sociedad y tener un pulso muy claro de lo que se piensa sobre estos temas”, justificó en la entrevista con Ciro Gómez Leyva. ¡Patrañas!

 

La sociedad capitalina habló en su momento y las mujeres también: interrumpir el embarazo es una decisión propia y que en la mayoría de los casos, la toman solas, porque los hijos de la tiznada –otra vez ¡perdón!- terminan haciéndose los occisos cuando se enteran. Pero eso sí, en los estados donde desafortunadamente no existe la ILE, y escribo por Michoacán, o está tipificado el homicidio por parentezco ellas van a la cárcel, y ellos,  libres y sin compromiso legal…

 

***

 

Pero no solo la abyecta propuesta de Mikel me puso de malas estos últimos días.

 

En Morelia, la diputada federal y vicepresidenta de la bancada tricolor en San Lázaro, Daniela de los Santos Torres, es blanco de violencia política, lamentablemente, por colegas oficiosos o por encargo.

 

Apenas formalizó su aspiración a la candidatura por la alcaldía de Morelia, comenzaron los ataques en redes y columnas. La consiguió y estos arreciaron. Dato curioso. Esos mismos que hoy la vilipendian, en su momento reconocían su ascendente carrera política. Primero, como sindica (2008-2011), en 2012, llegó al Congreso local por mayoría y en 2015 a la Cámara Baja también por voto directo.

 

Una anécdota. Cristóbal Arias Solís, el hoy precandidato al Senado por Morena, me confió en 2014, que una noche que cenaba en la casa club de Tres Marías, ya saliendo del restaurante cerca de la media noche, se topó con el entonces panista Alfonso Martínez Alcázar.

 

A esas horas y aun con traje, llegó apresurado buscando el área de las canchas de tenis. Ahí lo había citado el comisionado presidencial Alfredo Castillo Cervantes, quien lo recibió con shorts y raqueta en mano.

 

Estoy hablando de quien era el presidente de la Mesa Directiva de la 72 Legislatura. El Representante del Poder Legislativo de Michoacán.

 

Viene al caso, porque en enero de 2014 que llegó Castillo a Michoacán, Segob pidió particularmente a los priístas, la colaboración plena al comisionado para acabar con el narcogobierno en la entidad. Quien no lo hizo, así le fue. El secretario de Gobierno Jesús Reyna sigue en el bote y a Fausto lo único que lo obligó a renunciar fue su maltrecho estado de salud, porque se atendía o se moría.

 

Pues desde entonces, a Daniela la traen por su colaboración con Castillo y le achacan hasta una relación amorosa. Vean nomas, sigue ese vil prejuicio contra las mujeres: de la cama a la recámara. ¡Me revientan este tipo de estupideces!

 

Pero tengo una idea del origen de este golpeteo, reitero, oficioso o por encargo contra la joven diputada, feliz madre y esposa, y no es otro más quien juró que si Dany era la candidata haría todo para hacerla perder en 2018. Eso mismo dijo cuando las elecciones federales de 2015 y ya ven donde está.

 

El caso que la candidatura del PRI por la capital estaba cantada desde hace mucho a favor del género y la pregunta es obvia: ¿por qué se registraron hombres y ninguna otra mujer más que Daniela?

 

Y había con qué. La regidora Claudia Lázaro, la dirigente municipal del Onmpri, Paty Medina, la propia senadora Rocío Pineda, que ya fue alcaldesa interina en 2011 o la abogada Ana Brasilia Espino que sin siquiera haber pisado la liga intermedia, aspiró infructuosamente al Senado; o en todo caso, Katia Ortiz, que de regidora independiente porque le daban huacala los partidos, será candidata a diputada por el PRI.

 

Pero ya veré a los colegas del gremio que hoy violentan tan injustamente a Daniela de los Santos, buscando convenio para la campaña y si gana, a ver con qué cara…

 

***

 

Otra cosa que me ha lastimado tanto, es ver a tantas familias recurrir a los tribunales mediáticos por justicia, porque en los judiciales nunca la encuentran.

 

Y escribo por el caso de Pamela Montenegro, “Nana Pelucas”, a quien después de asesinada revictimizó la Fiscalía de Guerrero por la simple frase con que abría su programa en Youtube: “a mi me gusta el mitote”.

 

De acuerdo a la real academia del wiki, la palabra mitote, proviene del náhuatl mitotiqui ‘danzante’, de itotia ‘bailar’ y es un término de la cultura popular mexicana utilizado para designar un problema, tumulto o vocerío. También se usa para hacer referencia a una fiesta. Luego entonces, todas y todos somos mitoteros en México. Nos fascina la pachanga, la juerga, el desmadre.

 

El programa de Pamela tenía perfil político, crítico hacia los malos gobernantes, pero la Fiscalía la pretendió vincular al crimen organizado. Como ha sucedido en otros casos de periodistas asesinados.

 

En este país solo sigue habiendo justicia para los ricos y asesinos. Y luego se pregunta Peña porqué nadie reconoce las buenas obras de su gobierno…

 

***

 

Luego me deprimió ver en qué terminó la pobre veracruzana Eva Cadena. La diputada de Morena, hoy independiente, que vimos en video recibiendo dinero para la campaña del Peje.

 

Tanto chillamos por los espacios públicos para las mujeres y miren en lo que algunas acaban.

 

A estas alturas de su descrédito, es irrelevante los autores de lo que llamó esta semana, el supuesto montaje de videos en su contra para exhibirla como corrupta, cuando el propio Andrés le había levantado la mano para que fuera la candidata a alcaldesa en su natal Las Choapas.

 

Salvo a ella, a quién le importa si le pusieron una trampa. El caso que la vimos echando los fajos de billetes a su bolsa, cuando tuvo esos segundos para remitir a sus cohechores, a la tesorería de su partido y depositar ahí la lana.

 

Ya toda justificación, sale sobrando…

 

***

 

Esta como el caso de la lideresa de uno de los sindicatos del sector salud en Michoacán, Guadalupe Pichardo Escobedo, que tantos paros laborales ha promovido en clínicas y hospitales, por plazas para su gremio y resulta que tiene 17 parientes en las nóminas. ¡Son chingaderas! Perdónenme nuevamente, pero da coraje.

 

Y su defensa, igual de patética que la de Eva Cadena: políticos también tienen en nóminas a familiares. ¿Eso la excusa? ¡Qué porquería una y otros!

 

Siempre he sostenido que las mujeres tendemos menos a la corrupción. Pero ya me pregunto, si será porque estábamos menos expuestas a la perversión que implica el poder político o sindical en este caso.

 

Lo vimos con Elba Esther Gordillo, que ahora es víctima, la pobrecita, de la persecución del Estado. La atrapan, la mandan a su lujoso departamento de Polanco a vivir cómodamente su reclusión, y ahora es un peligro para la estabilidad del país…

 

***

 

LA COMIDILLA

 

Hace dos entregas anticipé la crisis en el PRI Michoacán, por las formas en que se condujeron los procesos internos desde el CEN. Cosa curiosa, la inconformidad parte de las bases y ningún liderazgo o grupo local ha dado la cara para siquiera exigir explicaciones a Enrique Ochoa Reza de lo que está haciendo en la entidad. Y aguas. Porque los priístas no son de esos que citan a rueda de prensa para anunciar la salida de cientos o miles, éstos si castigan el día de la elección y ya lo vimos en 2015…